Tu coche sí que vale

Cuando adquirimos un vehículo nuevo, sabemos de antemano que no es una inversión, ya que es un bien que se deprecia desde el instante mismo que sale del concesionario y va perdiendo valor a medida que transcurre el tiempo.

Sin embargo, empresas como Disfruting encuentran formas de convertir el coche en una fuente de valor para su propietario. Este servicio supone una alternativa al préstamo de coches y hace que nuestro coche usado pueda tener una segunda vida en excelentes condiciones. Esta compañía ofrece la opción tu coche + dinero, con la que puedes obtener hasta 20.000 euros y seguir conduciéndolo únicamente pagando una cómoda cuota fija mensual en la cual se incluyen todos los servicios necesarios para el adecuado mantenimiento del mismo.

Tu coche sí que vale dinero

A pesar de esto, como dicha depreciación es inevitable, hay algunas recomendaciones que si tenemos en cuenta pueden al menos frenarla:

  1. Realizar el mantenimiento del coche en las fechas oportunas y en el concesionario donde fue comprado, ya que el libro de revisiones sellado por ellos añade valor a un coche de tres a cinco años
  2. No comprar un vehículo con el acabado más básico, ya que será más difícil venderlo en el mercado de segunda mano. Una tapicería especial u otros extras, será apreciado más tarde por los posibles compradores.
  3. Comprar una edición limitada de un coche, refuerza su valor en una segunda venta.
  4. Elegir un acabado de fábrica que sea conveniente al vehículo adquirido, por ejemplo con pintura metalizada ya que los tonos mate y planos hacen que parezca más viejo.
  5. No modificarlo, ya que tus gustos no tienen por qué coincidir con los de tus potenciales clientes.
  6. No trucar el motor. Los compradores perderán confianza en el vehículo ya que pensarán que el propulsor puede estar en mal estado y el vendedor dejará de aplicar la garantía.
  7. Comprar marcas y modelos generalistas hará más fácil la venta de un vehículo en el futuro.
  8. No comprar coches registrados a finales de año, ya que en cuestión de días se convertirá en “el último modelo del año”.
  9. Tener especial cuidado con comprar vehículos que son de “liquidación de stocks”, ya que habitualmente la razón de ésta es la inminente introducción de un nuevo modelo o un restyling del modelo antiguo, por lo que adquirir un coche en estas condiciones puede suponer que éste se convierta en el modelo antiguo demasiado rápido.
  10. Por último, cuidar el coche y mantenerlo en buenas condiciones. Es la mejor carta de presentación a la hora de venderlo, ya que dará una buena impresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>