Lorenzo, un genio en la lluvia

Llegaba el GP de Aragón de Motociclismo con la certeza por parte del público de que Márquez volvería a ganar. Y es que Motorland es uno de esos circuitos hechos a medida del campeón de MotoGP y actual líder destacado del Mundial. En quien menos expectativas había puestas es en el bicampeón, Jorge Lorenzo. El piloto de Yamaha llegaba a nuestro país sin ninguna victoria en el bolsillo, completando, sin duda, la peor temporada de su carrera.

lorenzo australia

Pero ya sabemos que este deporte es impredecible. Y, lo más importante, que Lorenzo es un genio. Puede correr con la mejor o la peor moto, pero dudar de su calidad como piloto es insultar al motociclismo. Por eso en Aragón sacó a relucir tanto su calidad como su cabeza. Y, lo más importante, volvimos a ver a ese Lorenzo que arriesga para ganar, quizás un poco ausente en los últimos años, algo que se ha podido apreciar en sus últimos duelos individuales con Márquez.

Pues bien, esa mezcla tan explosiva dio como resultado la primera victoria del mallorquín. Fue un día de perros en Motorland. La lluvia hizo acto de presencia y algunos de los favoritos como el propio Lorenzo y Márquez decidieron salir con lisos a pesar de la pista mojada y la amenaza de que la lluvia podría volver a hacer acto de presencia.

Una lluvia que apareció cuando quedaban solo seis vueltas y todo estaba controlado por Márquez. Y a partir de aquí, caos, desconcierto y a pensar.  Los más listos fueron Lorenzo y Aleix Espargaró, que alcanzó el podio por primera vez subiéndose al segundo puesto del cajón. Más torpes estuvieron en Honda que decidieron que sus pilotos no entrasen. Estos lo pagaron y se fueron al suelo. Ambos pudieron retomar la marcha pero Márquez fue 13º y Pedrosa 14º. Mientras, Lorenzo y Espargaró paseaban su apuesta, pues tuvieron que recortar un segundo por vuelta para alcanzar el podio, junto con Cal Crutchlow, que al menos se irá de su pesadilla en Ducati con un tercer puesto.

El propio Márquez reconoció que pecó de inexperiencia en este tipo de carreras. Pero siempre con una sonrisa. La sonrisa de alguien que se proclamará campeón en Motegi si gana la carrera. Pero bajo esa sonrisa también se escondía el reconocimiento de que los genios como Lorenzo, aunque estén en su peor año, siempre aparecen cuando menos se les espera.

¿Quién para a Márquez?

Hubo una época en la que la guerra de la Fórmula 1 y el Motociclismo se basaba en la espectacularidad y la igualdad del deporte de las dos ruedas, frente a los difíciles adelantamientos de la Fórmula 1 y su, habitual, poca igualdad, ya que solo ganaban los mejores coches.

Lo cierto es que, este año, la Fórmula 1 mantiene su tendencia hegemónica. Los Mercedes han sustituido a los Red Bull, pero siguen arrasando. Si bien este año al menos luchan entre sus dos pilotos, el año pasado solo era Vettel.

Sin embargo, los amantes del Motociclismo ya no podrán defender su teoría. Al menos este año. Y es que Marc Márquez continúa haciendo historia. En Assen, el campeón del mundo logró su octava victoria consecutiva. Ocho carreras, ocho victorias. Y esta vez lo hizo con unas condiciones climatológicas adversas. En un circuito en el que tan pronto había sol como granizaba. En una carrera que tuvo que empezar más tarde por dichas condiciones. En definitiva, los elementos intentaron derrotar a la “Armada”, pero esta vez no lo consiguieron.

gp-holanda-assen-marc-marquez-gana-la-octava-carrera-ni-la-lluvia-puede-con-el-201417387_1

A estos elementos hay que unir el empuje de Pedrosa y Dovizioso. De nuevo Márquez vio como las distancias de las que disfrutaba en las primeras carreras ya no son tan grandes. Por un lado, el chaval lo pasará mal viendo como al fin puede ser derrotado, sufrirá más, estará más tenso. Sin embargo, los que hemos visto ya unas cuantas carreras de Márquez, sabemos la verdad: disfruta más que nunca. Lo que al líder del Mundial le gusta es esto, la tensión, la adrenalina, los adelantamientos imposibles, en definitiva, el espectáculo. No es de los que le agrade pilotar en solitario, como si de una ruta dominical en Harley se tratase.

Lo cierto es que tras tres carreras en las que se le ha plantado cara, ni Pedrosa, ni Lorenzo, ni Rossi, ni Dovizioso han podido con Márquez. Ni siquiera los elementos. Se han dado, por tanto, todos los alicientes para que perdiese alguna carrera, sin embargo, no lo ha hecho. Ahora ya solo queda preguntarse ¿quién podrá pararle?

El 2013 fue español

El mundo del motociclismo difícilmente olvidará este año 2013. Cada vez que se hable de este año se dirá que fue el del total y absoluto dominio de los pilotos españoles que han batido récord tras récord haciendo del Mundial algo parecido a un campeonato de España. Entre los logros que se han batido destacan el de victorias de pilotos de un mismo país, podios conseguidos y piloto más joven en ganar el Campeonato de MotoGP conseguido por Marc Márquez.

campeones

En Moto3 el dominio de los nuestros fue abrumador. Luis Salom, Alex Rins y el campeón, Maverick Viñales, controlaron el campeonato más divertido de principio a fin. Un título que logró Viñales en la última curva, lo que refleja la igualdad entre los tres pilotos a lo largo del año. Destacar también la emergente figura de Alex Márquez, hermano del campeón de MotoGP, y uno de los llamados a ser favoritos para seguir con el dominio español en el próximo año.

Quizás la categoría más igualada ha sido Moto2. Pol Espargaró partía como favorito, pero un mal comienzo y la regularidad del británico Scott Redding hacían que la diferencia pareciese insalvable. Sin embargo, Pol se puso las pilas y empezó a recortar hasta que Redding sufría una fuerte caída. En ese momento, Pol se supo campeón. La calidad del piloto español se vio unida a la desgracia del británico. Buen papel también de Nico Terol que terminó ganando en casa. A Pol le veremos el próximo año en MotoGP.

Y en la categoría reina control absoluto. Pedrosa y Lorenzo eran los grandes favoritos en un año que debía ser de transición para Márquez. El año comenzó como se esperaba. Marc ganó una carrera pero sufrió una caída, le costaba en lluvia, perdía ritmo con el paso de las vueltas…algo lógico en su primer año, sobre todo, en la primera parte de la temporada, hasta que se adaptase a la nueva categoría.

Sin embargo, en Assen todo cambió. Lorenzo caía y tenía que ser operado de la clavícula. Su bravura le hizo volver a correr y conseguir al menos unos puntos. Todo se ponía de cara para que Pedrosa lograra su primer título pero, en la carrera siguiente, era él quien se iba al suelo. También lo hacía Lorenzo al que esta vez nadie le libraba del descanso. Tras esto, Márquez cogió el control y no soltaría el liderato hasta el final, pese al empuje y las ganas de Lorenzo.

Un año que será difícil de olvidar. Y lo mejor de todo: hay base para volver a repetirlo.

El motociclismo español hace historia

El GP de Malasia ha sido testigo de una nueva exhibición de los pilotos españoles de las tres categorías. En Moto3 la victoria fue para Luís Salom seguido de Alex Rins y de Oliveira. Rabat se impuso en Moto2 con Pol Espargaró segundo. El piloto español recortó 12 puntos a Scott Redding y ya está a solo 9 en el Mundial tras una espectacular remontada. En MotoGP nuevo triplete español. En esta ocasión la victoria fue para Pedrosa con Márquez segundo y Lorenzo tercero.

Pedrosa

De las 9 posiciones del podio, 7 fueron ocupados por los pilotos españoles. A los nuestros se les resiste hacer un histórico 9 de 9, siendo en el circuito aragonés de Motorland donde más cerca estuvieron de conseguirlo de no ser por la categoría que nunca falla, MotoGP, y ese toque entre los pilotos Honda que acabó con Pedrosa en el suelo.

Lo que ya no se le escapa a los españoles es el récord de victorias en una sola temporada. Con las tres conseguidas ayer suman 38. El anterior lo poseía  Gran Bretaña con 37, en una marca que se consiguió hace ¡¡¡46 AÑOS!!! Y para la próxima carrera desbancaremos a las islas también en los podios conseguidos en una temporada, ya que en la actualidad, tras el GP de Sepang el resultado es de empate a 93.

Otro que va a entrar en los libros de historia es Marc Márquez. El catalán quedó segundo tras un espectacular duelo con Lorenzo. Tras las polémicas surgidas en torno a su pilotaje, el actual líder del Mundial no se dejó nada en la recámara. La batalla entre los dos aspirantes al título dejó incluso un toque del de Yamaha al de Honda. Preguntado por ello, Márquez, restó importancia a lo ocurrido y lo calificó de normal y habló de la carrera más bonita del año

podio sepang

Tras lo ocurrido ayer, el ilerdense se puede proclamar campeón en Australia si saca 8 puntos al balear, tras aumentar la distancia a 43 puntos . Y es que, sin duda alguna, ha nacido una estrella.