Suzuki regresa a la élite de MotoGP

La evolución que ha llevado a cabo en el motor el equipo de ingenieros de Suzuki MotoGP comenzó a dar sus frutos el pasado fin de semana. Tan sólo unos meses después de su regreso a la competición, han conseguido colocar a sus dos pilotos en la primera línea de la parrilla de salida, una situación que no veían desde 1993 con Kevin Schwantz y Alex Barros en el Gran Premio de España. Para más datos, es la primera ‘pole position’ que realizan desde 2007, cuando la lograra Chris Vermeulen en el circuito de Assen.

Un tiempo después, en el año 2011, la marca japonesa decidió abandonar el Mundial exhausto de ver cómo no era capaz de disputar los puestos de arriba en ninguna carrera. El último podio databa de 2008, aquél que consiguiera el italiano Loris Capirossi. Pero en este nuevo año han vuelto para quedarse. Ha sido algo más de media de temporada lo que han necesitado desde que Randy de Puniet probara el aparato para ver los resultados del trabajo realizado, pero lo bueno siempre se hace esperar, o eso dicen.

Los cambios en la parte más importante de la moto han provocado que la velocidad punta ascienda en 2 o 3 kilómetros por hora, pero no es lo único que han trabajado. La aceleración se ha visto enriquecida gracias a los cambios más cortos y por fin son capaces de acorta el tiempo a la Honda en una recta. Además, han desarrollado mejoras en los bajos y en la potencia, lo que les acerca aún más a los equipos de la parte alta de la clasificación.

Loris Capirossi con Suzuki

Sus dos pilotos para esta temporada, Aleix Espargaró y Maverick Viñales, han señalado que Suzuki sigue trabajando para estar arriba y ser ese cuarto rival capaz de poner en apuros a Yamaha, Honda y Ducati. Si bien, la salida este fin de semana no fue todo lo adecuada que debería y perdieron varios puestos, consiguiendo finalmente un sexto y un decimoséptimo puesto. La juventud de ambos espadas podría parecer un hándicap tras ver cómo cedían en el inicio de carrera ante los ‘tops’ que les rodeaban, pero ya han demostrado que están en MotoGP por méritos propios y no quieren dejar pasar la oportunidad de llevar a Suzuki otra vez a lo más alto.

El último campeón con la escudería asiática fue Kenny Roberts Jr en la temporada del 2000, ¿será capaz uno de los españoles de reinar en el Mundial de motociclismo con estos cohetes azules?

El 2013 fue español

El mundo del motociclismo difícilmente olvidará este año 2013. Cada vez que se hable de este año se dirá que fue el del total y absoluto dominio de los pilotos españoles que han batido récord tras récord haciendo del Mundial algo parecido a un campeonato de España. Entre los logros que se han batido destacan el de victorias de pilotos de un mismo país, podios conseguidos y piloto más joven en ganar el Campeonato de MotoGP conseguido por Marc Márquez.

campeones

En Moto3 el dominio de los nuestros fue abrumador. Luis Salom, Alex Rins y el campeón, Maverick Viñales, controlaron el campeonato más divertido de principio a fin. Un título que logró Viñales en la última curva, lo que refleja la igualdad entre los tres pilotos a lo largo del año. Destacar también la emergente figura de Alex Márquez, hermano del campeón de MotoGP, y uno de los llamados a ser favoritos para seguir con el dominio español en el próximo año.

Quizás la categoría más igualada ha sido Moto2. Pol Espargaró partía como favorito, pero un mal comienzo y la regularidad del británico Scott Redding hacían que la diferencia pareciese insalvable. Sin embargo, Pol se puso las pilas y empezó a recortar hasta que Redding sufría una fuerte caída. En ese momento, Pol se supo campeón. La calidad del piloto español se vio unida a la desgracia del británico. Buen papel también de Nico Terol que terminó ganando en casa. A Pol le veremos el próximo año en MotoGP.

Y en la categoría reina control absoluto. Pedrosa y Lorenzo eran los grandes favoritos en un año que debía ser de transición para Márquez. El año comenzó como se esperaba. Marc ganó una carrera pero sufrió una caída, le costaba en lluvia, perdía ritmo con el paso de las vueltas…algo lógico en su primer año, sobre todo, en la primera parte de la temporada, hasta que se adaptase a la nueva categoría.

Sin embargo, en Assen todo cambió. Lorenzo caía y tenía que ser operado de la clavícula. Su bravura le hizo volver a correr y conseguir al menos unos puntos. Todo se ponía de cara para que Pedrosa lograra su primer título pero, en la carrera siguiente, era él quien se iba al suelo. También lo hacía Lorenzo al que esta vez nadie le libraba del descanso. Tras esto, Márquez cogió el control y no soltaría el liderato hasta el final, pese al empuje y las ganas de Lorenzo.

Un año que será difícil de olvidar. Y lo mejor de todo: hay base para volver a repetirlo.

¡Viva España!

Valencia acogía la última cita del campeonato del mundo de Motociclismo. Un año histórico para nuestro país. La fiesta empezó en Motegi con el título de Moto2 de Pol Espargaró. Pero el fin de fiesta fue espectacular. Maverick Viñales y Marc Márquez se proclamaron campeones en dos carreras épicas.

campeones

La mañana empezaba movida con la carrera de Moto3. Salom, Viñales y Rins estaban separados por solo 5 puntos. Se preveía una carrera que se decidiría en la última vuelta. Tras tantas y tantas carreras, solo una iba a contar. Y no defraudó. Los asistentes al Ricardo Tormo veían como en cada vuelta, en cada curva, el nombre del campeón cambiaba.

Como todo el año, carrera en grupo con los tres aspirantes acompañados en esta ocasión de Miller y el siempre combativo Folger. Sin embargo, en la vuelta 15 todo cambio. Salom se iba al suelo y, aunque lograba ponerse en pie, decía adiós a sus opciones. Poco después era Miller quien caía..

Y llegó la última vuelta con Rins liderando. Dos curvas después, Maverick cogería el testigo y llegaría como líder hasta el final, logrando así el ansiado título. Folger adelantaría finalmente a Rins en la línea de meta y quedaría segundo, lo que no impidió al español lograr el subcampeonato por delante de un desolado Salom que terminó decimocuarto.

Cheste empezó vibrando con la carrera de Moto3 y terminó el día haciéndolo más aún con MotoGP. El niño contra el campeón. Márquez contra Lorenzo. Tras una buena salida el balear se sitúo líder con Márquez tercero. La experiencia de Lorenzo hizo que corriese un segundo más lento de lo habitual, formando quinteto con los pilotos Honda, su compañero Rossi y Bautista. El talaverano hizo de tapón al italiano para que Márquez estuviera tranquilo en esa tercera posición.

Con Lorenzo corriendo de forma lenta, quien atacó fue Pedrosa. El de Honda quería resarcirse y acabar con victoria. Tras varios intentos, Lorenzo le tocó y estuvieron a punto de irse al suelo. El de Yamaha ha estado todo el año quejándose porque Márquez pone en peligro a los pilotos, ayer pidió perdón, pero decía que solo quería defender el liderato. Curiosa diferencia, se ve que el ya campeón no lucha por ganar, sino por tirarles. El toque cambió la carrera, Márquez se fue y Lorenzo tras él.  El leridano le dejó adelantar, bajó el ritmo, dejó pasar a Pedrosa también y terminó en tercera posición. Márquez hacía así historia siendo el campeón más joven en la categoría reina con solo 20 años.

marquez campeon

En Moto2, con todo decidido, Nico Terol fue profeta en su tierra por delante de Jordi Torres y Johann Zarco. El campeón, Pol Espargaró, se iba al suelo en la vuelta 8 cuando lideraba la carrera en solitario.

Así, se cierra un año histórico para el motociclismo español. Como en 2010, triplete de títulos (en ambos Márquez ha estado presente) y registro que quedará para la historia: 47 victorias de 52 carreras disputadas.