Lorenzo, un genio en la lluvia

Llegaba el GP de Aragón de Motociclismo con la certeza por parte del público de que Márquez volvería a ganar. Y es que Motorland es uno de esos circuitos hechos a medida del campeón de MotoGP y actual líder destacado del Mundial. En quien menos expectativas había puestas es en el bicampeón, Jorge Lorenzo. El piloto de Yamaha llegaba a nuestro país sin ninguna victoria en el bolsillo, completando, sin duda, la peor temporada de su carrera.

lorenzo australia

Pero ya sabemos que este deporte es impredecible. Y, lo más importante, que Lorenzo es un genio. Puede correr con la mejor o la peor moto, pero dudar de su calidad como piloto es insultar al motociclismo. Por eso en Aragón sacó a relucir tanto su calidad como su cabeza. Y, lo más importante, volvimos a ver a ese Lorenzo que arriesga para ganar, quizás un poco ausente en los últimos años, algo que se ha podido apreciar en sus últimos duelos individuales con Márquez.

Pues bien, esa mezcla tan explosiva dio como resultado la primera victoria del mallorquín. Fue un día de perros en Motorland. La lluvia hizo acto de presencia y algunos de los favoritos como el propio Lorenzo y Márquez decidieron salir con lisos a pesar de la pista mojada y la amenaza de que la lluvia podría volver a hacer acto de presencia.

Una lluvia que apareció cuando quedaban solo seis vueltas y todo estaba controlado por Márquez. Y a partir de aquí, caos, desconcierto y a pensar.  Los más listos fueron Lorenzo y Aleix Espargaró, que alcanzó el podio por primera vez subiéndose al segundo puesto del cajón. Más torpes estuvieron en Honda que decidieron que sus pilotos no entrasen. Estos lo pagaron y se fueron al suelo. Ambos pudieron retomar la marcha pero Márquez fue 13º y Pedrosa 14º. Mientras, Lorenzo y Espargaró paseaban su apuesta, pues tuvieron que recortar un segundo por vuelta para alcanzar el podio, junto con Cal Crutchlow, que al menos se irá de su pesadilla en Ducati con un tercer puesto.

El propio Márquez reconoció que pecó de inexperiencia en este tipo de carreras. Pero siempre con una sonrisa. La sonrisa de alguien que se proclamará campeón en Motegi si gana la carrera. Pero bajo esa sonrisa también se escondía el reconocimiento de que los genios como Lorenzo, aunque estén en su peor año, siempre aparecen cuando menos se les espera.

¿Quién para a Márquez?

Hubo una época en la que la guerra de la Fórmula 1 y el Motociclismo se basaba en la espectacularidad y la igualdad del deporte de las dos ruedas, frente a los difíciles adelantamientos de la Fórmula 1 y su, habitual, poca igualdad, ya que solo ganaban los mejores coches.

Lo cierto es que, este año, la Fórmula 1 mantiene su tendencia hegemónica. Los Mercedes han sustituido a los Red Bull, pero siguen arrasando. Si bien este año al menos luchan entre sus dos pilotos, el año pasado solo era Vettel.

Sin embargo, los amantes del Motociclismo ya no podrán defender su teoría. Al menos este año. Y es que Marc Márquez continúa haciendo historia. En Assen, el campeón del mundo logró su octava victoria consecutiva. Ocho carreras, ocho victorias. Y esta vez lo hizo con unas condiciones climatológicas adversas. En un circuito en el que tan pronto había sol como granizaba. En una carrera que tuvo que empezar más tarde por dichas condiciones. En definitiva, los elementos intentaron derrotar a la “Armada”, pero esta vez no lo consiguieron.

gp-holanda-assen-marc-marquez-gana-la-octava-carrera-ni-la-lluvia-puede-con-el-201417387_1

A estos elementos hay que unir el empuje de Pedrosa y Dovizioso. De nuevo Márquez vio como las distancias de las que disfrutaba en las primeras carreras ya no son tan grandes. Por un lado, el chaval lo pasará mal viendo como al fin puede ser derrotado, sufrirá más, estará más tenso. Sin embargo, los que hemos visto ya unas cuantas carreras de Márquez, sabemos la verdad: disfruta más que nunca. Lo que al líder del Mundial le gusta es esto, la tensión, la adrenalina, los adelantamientos imposibles, en definitiva, el espectáculo. No es de los que le agrade pilotar en solitario, como si de una ruta dominical en Harley se tratase.

Lo cierto es que tras tres carreras en las que se le ha plantado cara, ni Pedrosa, ni Lorenzo, ni Rossi, ni Dovizioso han podido con Márquez. Ni siquiera los elementos. Se han dado, por tanto, todos los alicientes para que perdiese alguna carrera, sin embargo, no lo ha hecho. Ahora ya solo queda preguntarse ¿quién podrá pararle?

Año de tiranías

Empezaba el 2014 con esperanza de que tanto la Fórmula 1 como el Mundial de MotoGP nos hicieran disfrutar con un año de emociones e igualdad. Sin embargo, nos encontramos ante todo lo contrario. Un año de claros dominadores. Por un lado, la escudería Mercedes. Por el otro, Marc Márquez.

En la Fórmula 1, los cambios en la reglamentación pronosticaban el fin de la tiranía de Sebastian Vettel. El alemán batió todos los registros habidos y por haber el pasado año. Sin embargo, lo que está ocurriendo está temporada no era esperado por nadie. Mercedes ha establecido una auténtica tiranía. Lewis Hamilton y Nico Rosberg se reparten poles y victorias. Lo hacen como si decidieran alternarse para jugárselo todo en la última carrera. Para dar emoción dentro de la tiranía establecida por su equipo.

Al menos, en el Gran Premio de Canadá, el australiano Daniel Ricciardo logró acabar con este dominio y conseguir la victoria. Red Bull sigue creciendo, y los pilotos de Mercedes andan picados. Quizás esta es la gran esperanza del resto. Bueno, más bien de Red Bull, porque de Ferrari mejor ni hablar. No se merecen una línea. Quizás alguna genialidad de Alonso sí, porque es difícil hacer tanto con tan poco.

Si Ricciardo abría una puerta a la esperanza en la Fórmula 1, Lorenzo la abrió en Mugello en MotoGP. El bicampeón luchó codo con codo hasta el final con el dominador Márquez. Eso sí, no logró impedir la sexta victoria consecutiva del actual defensor del título. Pese a esto, la reacción del balear tras su mal inicio indica que el Campeonato puede ser otro de ahora en adelante.

Y es que el dominio de Marc hasta ahora ha sido aplastante. El campeón ha machacado a sus rivales consiguiendo las seis victorias y las seis poles. No se le ve conforme a Márquez que tras batir todos los récords se precocidad, ahora va a por el de más carreras ganadas en un Mundial. Parece una utopía, pero al nivel que está, por primera vez en la historia, se habla de la posibilidad de un pleno.

marquez campeonEmpezaba el 2014 con esperanza de que tanto la Fórmula 1 como el Mundial de MotoGP nos hicieran disfrutar con un año de emociones e igualdad. Sin embargo, nos encontramos ante todo lo contrario. Un año de claros dominadores. Por un lado, la escudería Mercedes. Por el otro, Marc Márquez.

En la Fórmula 1, los cambios en la reglamentación pronosticaban el fin de la tiranía de Sebastian Vettel. El alemán batió todos los registros habidos y por haber el pasado año. Sin embargo, lo que está ocurriendo está temporada no era esperado por nadie. Mercedes ha establecido una auténtica tiranía. Lewis Hamilton y Nico Rosberg se reparten poles y victorias. Lo hacen como si decidieran alternarse para jugárselo todo en la última carrera. Para dar emoción dentro de la tiranía establecida por su equipo.

Al menos, en el Gran Premio de Canadá, el australiano Daniel Ricciardo logró acabar con este dominio y conseguir la victoria. Red Bull sigue creciendo, y los pilotos de Mercedes andan picados. Quizás esta es la gran esperanza del resto. Bueno, más bien de Red Bull, porque de Ferrari mejor ni hablar. No se merecen una línea. Quizás alguna genialidad de Alonso sí, porque es difícil hacer tanto con tan poco.

Hay que decir también que todo se ha puesto a su favor, al igual que ocurriese el año pasado. Márquez es un mago, un genio sobre dos ruedas, alguien asombroso. Pero si a esto le unimos la mejor moto, el retraso de Yamaha respecto a Honda y la mala adaptación de Lorenzo a esta nueva moto, el resultado da que Márquez apabulla al resto como si corriesen con una scouter.

Por tanto, un año de tiranía pero con dos esperanzas: Ricciardo y Lorenzo. Ellos han dado con la tecla. Esperemos, por el bien del espectador, que el resto les siga.

El 2013 fue español

El mundo del motociclismo difícilmente olvidará este año 2013. Cada vez que se hable de este año se dirá que fue el del total y absoluto dominio de los pilotos españoles que han batido récord tras récord haciendo del Mundial algo parecido a un campeonato de España. Entre los logros que se han batido destacan el de victorias de pilotos de un mismo país, podios conseguidos y piloto más joven en ganar el Campeonato de MotoGP conseguido por Marc Márquez.

campeones

En Moto3 el dominio de los nuestros fue abrumador. Luis Salom, Alex Rins y el campeón, Maverick Viñales, controlaron el campeonato más divertido de principio a fin. Un título que logró Viñales en la última curva, lo que refleja la igualdad entre los tres pilotos a lo largo del año. Destacar también la emergente figura de Alex Márquez, hermano del campeón de MotoGP, y uno de los llamados a ser favoritos para seguir con el dominio español en el próximo año.

Quizás la categoría más igualada ha sido Moto2. Pol Espargaró partía como favorito, pero un mal comienzo y la regularidad del británico Scott Redding hacían que la diferencia pareciese insalvable. Sin embargo, Pol se puso las pilas y empezó a recortar hasta que Redding sufría una fuerte caída. En ese momento, Pol se supo campeón. La calidad del piloto español se vio unida a la desgracia del británico. Buen papel también de Nico Terol que terminó ganando en casa. A Pol le veremos el próximo año en MotoGP.

Y en la categoría reina control absoluto. Pedrosa y Lorenzo eran los grandes favoritos en un año que debía ser de transición para Márquez. El año comenzó como se esperaba. Marc ganó una carrera pero sufrió una caída, le costaba en lluvia, perdía ritmo con el paso de las vueltas…algo lógico en su primer año, sobre todo, en la primera parte de la temporada, hasta que se adaptase a la nueva categoría.

Sin embargo, en Assen todo cambió. Lorenzo caía y tenía que ser operado de la clavícula. Su bravura le hizo volver a correr y conseguir al menos unos puntos. Todo se ponía de cara para que Pedrosa lograra su primer título pero, en la carrera siguiente, era él quien se iba al suelo. También lo hacía Lorenzo al que esta vez nadie le libraba del descanso. Tras esto, Márquez cogió el control y no soltaría el liderato hasta el final, pese al empuje y las ganas de Lorenzo.

Un año que será difícil de olvidar. Y lo mejor de todo: hay base para volver a repetirlo.

¡Viva España!

Valencia acogía la última cita del campeonato del mundo de Motociclismo. Un año histórico para nuestro país. La fiesta empezó en Motegi con el título de Moto2 de Pol Espargaró. Pero el fin de fiesta fue espectacular. Maverick Viñales y Marc Márquez se proclamaron campeones en dos carreras épicas.

campeones

La mañana empezaba movida con la carrera de Moto3. Salom, Viñales y Rins estaban separados por solo 5 puntos. Se preveía una carrera que se decidiría en la última vuelta. Tras tantas y tantas carreras, solo una iba a contar. Y no defraudó. Los asistentes al Ricardo Tormo veían como en cada vuelta, en cada curva, el nombre del campeón cambiaba.

Como todo el año, carrera en grupo con los tres aspirantes acompañados en esta ocasión de Miller y el siempre combativo Folger. Sin embargo, en la vuelta 15 todo cambio. Salom se iba al suelo y, aunque lograba ponerse en pie, decía adiós a sus opciones. Poco después era Miller quien caía..

Y llegó la última vuelta con Rins liderando. Dos curvas después, Maverick cogería el testigo y llegaría como líder hasta el final, logrando así el ansiado título. Folger adelantaría finalmente a Rins en la línea de meta y quedaría segundo, lo que no impidió al español lograr el subcampeonato por delante de un desolado Salom que terminó decimocuarto.

Cheste empezó vibrando con la carrera de Moto3 y terminó el día haciéndolo más aún con MotoGP. El niño contra el campeón. Márquez contra Lorenzo. Tras una buena salida el balear se sitúo líder con Márquez tercero. La experiencia de Lorenzo hizo que corriese un segundo más lento de lo habitual, formando quinteto con los pilotos Honda, su compañero Rossi y Bautista. El talaverano hizo de tapón al italiano para que Márquez estuviera tranquilo en esa tercera posición.

Con Lorenzo corriendo de forma lenta, quien atacó fue Pedrosa. El de Honda quería resarcirse y acabar con victoria. Tras varios intentos, Lorenzo le tocó y estuvieron a punto de irse al suelo. El de Yamaha ha estado todo el año quejándose porque Márquez pone en peligro a los pilotos, ayer pidió perdón, pero decía que solo quería defender el liderato. Curiosa diferencia, se ve que el ya campeón no lucha por ganar, sino por tirarles. El toque cambió la carrera, Márquez se fue y Lorenzo tras él.  El leridano le dejó adelantar, bajó el ritmo, dejó pasar a Pedrosa también y terminó en tercera posición. Márquez hacía así historia siendo el campeón más joven en la categoría reina con solo 20 años.

marquez campeon

En Moto2, con todo decidido, Nico Terol fue profeta en su tierra por delante de Jordi Torres y Johann Zarco. El campeón, Pol Espargaró, se iba al suelo en la vuelta 8 cuando lideraba la carrera en solitario.

Así, se cierra un año histórico para el motociclismo español. Como en 2010, triplete de títulos (en ambos Márquez ha estado presente) y registro que quedará para la historia: 47 victorias de 52 carreras disputadas.

Domingo de campeones

Los mundiales de Motociclismo y Fórmula 1 están llegando a su fin y ya conocemos a los primeros campeones. En las motos el primer campeón ha sido el español Pol Espargaró en la categoría de Moto2; mientras, en Fórmula 1, Vettel se ha alzado con su cuarto título consecutivo.

vettel campeon

El Mundial de Motociclismo llegaba a Motegi, penúltima carrera del año, con todo por decidir y salió con una categoría ya resuelta. Espargaró solo necesitaba nueve puntos más que Scott Redding para alzarse con el título. El británico dio una lección de coraje. Tenía la mano fracturada pero decidió salir en Japón a luchar por el Mundial. El intento solo le duró una curva. En el primer giro del circuito Tito Rabat se caía provocando un accidente múltiple en el que Redding se iba al suelo.  La carrera paró y se reanudó a tan solo 15 vueltas. Ahí, Espargaró no quiso conservar y tiró desde la primera vuelta llegando en solitario a la meta. Triunfo y Mundial para él, asegurando de este modo el triplete español.

espargaro campeon

El resto queda pendiente para Valencia. En Motogp nueva victoria de Lorenzo con Márquez en segundo lugar. El líder no quiso arriesgar en ningún momento y el balear se colocó a tan solo 13 puntos, si bien es cierto que solo un milagro en forma de caída de Márquez le daría el tricampeonato. Pedrosa completó el podio con Bautista en cuarta posición, logrando algo histórico también para nuestro país.

En Moto3 victoria para el pequeño de los Márquez. Maverick Viñales y Folger completaron el podio. Las caídas de Salom y Rins dejan a tres pilotos en cinco puntos.  Salom con 300 puntos, 298 para Maverick Viñales y 295 para Rins. En definitiva, el Ricardo Tormo será la fiesta del Motociclismo español.

En Fórmula 1 se cumplió el guión previsto y Vettel logró el tetracampeonato en la India. El alemán tenía que quedar entre los cinco primeros pero volvió a arrasar logrando su sexta victoria consecutiva. Peor le fueron las cosas a Alonso que tras tocarse con Webber en la primera vuelta decía adiós a sus opciones de victoria y quedaba fuera de la zona de puntos en la undécima posición. Rosberg y Grosjean completaron el podio en el día en el que Vettel entró en los libros de historia por ser el más joven en lograr cuatro títulos.

España en un pañuelo

El campeonato del mundo de motociclismo está cerca de convertirse en un campeonato de España. El dominio de los nuestros lleva años siendo abrumador, pero este año puede poner el colofón con la victoria en las tres categorías. El que lo tenía más difícil, Pol Espargaró en Moto2, ya se ha colocado líder debido a la lesión del británico Scott Redding. En las otras dos categorías, Márquez y Salom se complican el campeonato.

espargaro

La carrera inicial, Moto3, volvió a ser la más divertida de las tres. Seis pilotos, cuatro de ellos españoles, entraban juntos en la última vuelta. El gato al agua se lo terminó llevando Alex Rins. A tan solo tres milésimas pasó Maverick Viñales y menos de una décima, el líder, Luís Salom. Con este resultado, a falta de dos carreras, Rins se queda a tan solo 5 puntos y Viñales a 22.

En Moto2, premió la intensidad por delante de la diversión. En una carrera atípica, a tan solo 13 vueltas debido a los problemas en los neumáticos, Espargaró venció a Luthi y Jordi Torres. De esta forma, ante la baja por lesión de Redding, el español se coloca líder por primera vez este año tras una temporada que empezó plagada de altibajos. De esta forma, Pol saca 16 puntos a Redding y puede proclamarse campeón en Japón, ya que el británico, según afirman desde su equipo, no correrá tampoco en Suzuka.

Y tras el aperitivo, la categoría reina, MotoGP. Si Márquez soñaba con ser campeón en Australia acabó teniendo pesadillas. En una carrera “flag to flag”, Lorenzo parecía ser el favorito en uno de los circuitos que mejor se le dan, pero lo que no esperaba era lo que ocurriría después. El desgaste de los neumáticos obligaba a parar. Hasta que llegaron las vueltas en las que los pilotos debían cambiar de moto, Lorenzo, Márquez y Pedrosa iban en fila, como siempre. Lo que pasó después, no entraba ni en el mejor guión preparado por Yamaha. Primero fue Pedrosa quien excedió el límite de velocidad y debía dejar pasar a su perseguidor, en este caso Márquez, perdiendo así unos valiosos segundos y despagándose definitivamente del balear. Después, el líder del Mundial fue descalificado por entrar tarde a boxes en un error histórico de HRC. Con todos estos acontecimientos, Lorenzo consiguió la victoria seguido de Pedrosa y Rossi.

lorenzo australia

Estos acontecimientos han cambiado el panorama del Mundial. Márquez sigue siendo el favorito, pero Lorenzo está ya a 18 puntos y la presión puede afectar al debutante ante un experimentado doble campeón mundial. Ahora, Márquez ha mostrado que tiene carácter y, lo más importante, un pilotaje sobrenatural. En Suzuka, penúltimo asalto con mismo panorama. Si el líder gana y Lorenzo queda tercero, será campeón. Lo que está claro es que en esta ocasión, Márquez no querrá que el sueño acabe de nuevo en pesadilla.

El motociclismo español hace historia

El GP de Malasia ha sido testigo de una nueva exhibición de los pilotos españoles de las tres categorías. En Moto3 la victoria fue para Luís Salom seguido de Alex Rins y de Oliveira. Rabat se impuso en Moto2 con Pol Espargaró segundo. El piloto español recortó 12 puntos a Scott Redding y ya está a solo 9 en el Mundial tras una espectacular remontada. En MotoGP nuevo triplete español. En esta ocasión la victoria fue para Pedrosa con Márquez segundo y Lorenzo tercero.

Pedrosa

De las 9 posiciones del podio, 7 fueron ocupados por los pilotos españoles. A los nuestros se les resiste hacer un histórico 9 de 9, siendo en el circuito aragonés de Motorland donde más cerca estuvieron de conseguirlo de no ser por la categoría que nunca falla, MotoGP, y ese toque entre los pilotos Honda que acabó con Pedrosa en el suelo.

Lo que ya no se le escapa a los españoles es el récord de victorias en una sola temporada. Con las tres conseguidas ayer suman 38. El anterior lo poseía  Gran Bretaña con 37, en una marca que se consiguió hace ¡¡¡46 AÑOS!!! Y para la próxima carrera desbancaremos a las islas también en los podios conseguidos en una temporada, ya que en la actualidad, tras el GP de Sepang el resultado es de empate a 93.

Otro que va a entrar en los libros de historia es Marc Márquez. El catalán quedó segundo tras un espectacular duelo con Lorenzo. Tras las polémicas surgidas en torno a su pilotaje, el actual líder del Mundial no se dejó nada en la recámara. La batalla entre los dos aspirantes al título dejó incluso un toque del de Yamaha al de Honda. Preguntado por ello, Márquez, restó importancia a lo ocurrido y lo calificó de normal y habló de la carrera más bonita del año

podio sepang

Tras lo ocurrido ayer, el ilerdense se puede proclamar campeón en Australia si saca 8 puntos al balear, tras aumentar la distancia a 43 puntos . Y es que, sin duda alguna, ha nacido una estrella.