BMW i3, un coche concebido para el uso urbano

La firma de automóviles BMW ha aumentado hasta un máximo de 300 kilómetros la autonomía de su modelo eléctrico i3, debido a la incorporación de un prolongador de autonomía que se ofrecerá al cliente como opción.

BMW i3, un coche concebido para el uso urbano

Este sistema mantiene constante el nivel de carga del acumulador de ión-litio durante la conducción cada vez que el nivel se reduce a un determinado valor. La función corre a cargo de un motor de gasolina de dos cilindros, 650 centímetros cúbicos y 34 caballos.

Sin incluir este ‘range extender’, la autonomía que proporciona la batería del BMW i3 oscila entre los 130 y los 160 kilómetros en condiciones de uso real. Si además se activa el modo Eco Pro, la autonomía puede aumentar en unos 20 kilómetros, y con el modo Eco Pro+ se añaden 20 kilómetros más.

Su lanzamiento comercial está previsto para finales de este año, y cuenta con un motor eléctrico, con un peso de 50 kilos, que desarrolla una potencia de 170 caballos y que entrega un par motor de 250 newton metro desde el momento en que se pone en marcha.

El automóvil eléctrico del fabricante alemán es capaz de acelerar de cero a cien kilómetros por hora en 7,2 segundos, mientras que la aceleración de cero a sesenta kilómetros por hora requiere únicamente 3,7 segundos. ¿Ya tenéis ganas de probarlo verdad? Tan sólo habrá que esperar medio año para ello; y si quieres conocer más detalle de esta nueva adquisición pincha aquí.