Y el mito se hizo realidad

Son muchos los objetos e invenciones que a lo largo de los años que en un principio parecían simples ocurrencias del guionista de turno de la industria del cine y la televisión, pero que con el paso de los años dejaron atrás a la ficción y se crearon realmente.

Sin duda el gran escritor Julio Verne fue uno de esos primeros visionarios, ya que sus novelas nos explican con un impresionante lujo de detalles inventos que en su época no habían sido creados y que muchos años más tarde , y en parte gracias a mentes tan imaginativas como la del autor fracés, abandonaron las páginas de los libros para ser una realidad.

Y es que la tecnología crece y se supera día a día, y lo que años atrás parecía un sueño imposible como viajar al espacio o recorrer los mares en una embarcación sumergible es hoy una realidad contrastada, por lo que no debería sorprendernos encontrar nuevos ejemplos de este transito de la ficción a la realidad mucho más actuales y modernos.

La última incorporación a esta larga lista es uno de los elementos estrella del espía más famoso del mundo, James Bond, quien en una de sus película pilotaba un coche que se transformaba en barco, pudiendo desplazarse por ambos terrenos, un paso más allá de la moto de agua.

Lotus Esprit S1

La compañía californiana WaterCar Inc. ha lanzado al mercado un modelo de vehículo llamado “Panther” que emula al coche Lotus del ficticio agente británico, aunque eso sí, con un aspecto algo menos elegante del que caracteriza a Bond, pero real.

El aspecto es similar al de un Jeep y en tan sólo 15 segundos es capaz de realizar la transición de desplazarse por tierra a agua, ofreciendo velocidad y potencia en ambos medios, siendo incluso capaz de tirar de esquiadores acuáticos.

Este modelo de vehículo anfibio es el resultado de más de 14 años de investigación en los que la compañía californiana ha desarrollado 27 modelos anteriores al que nos ocupa. Un sueño que se ha demostrado realizable gracias a la insistencia de uno soñadores que no se dieron por vencidos.