El coche del futuro, más cerca que nunca

No se trata de un avión, tampoco de un tren. Se llama Hyperloop y se trata de un coche que hará el trayecto desde San Francisco a Los Ángeles en media con un coste de 20 dólares. Pero… ¿cómo?

El emprendedor Elon Muskse ha creado un vehículo capaz de alcanzar los 1.200 kilómetros por hora gracias a un sistema de cápsulas confeccionadas en aluminio que viajan a través de tubos de acero.

Elon Muskse

La fuente de energía de Hyperloop será solar y para ello se formarán paneles montados sobre la superficie exterior del tubo.

“En realidad, es muy parecido a viajar en un avión. Habría una aceleración inicial y una vez que viaje alcance la velocidad ideal, el viajero no se daría cuenta de que realmente se está moviendo”, revela Muskse.

El coche podrá transportar a un máximo de 28 pasajeros, pero se espera que en el futuro haya configuraciones para transportar vehículos u otros objetos mayores. El pasajero irá reclinado en un lugar de poco más de 130 centímetros de ancho y 110 centímetros de alto. El diámetro interno del tubo es de 330 centímetros. Además, el coche del futuro –así ha sido bautizado-no tendrá ventanillas.

En lo que respecta a la seguridad del vehículo, el empresario ha indicado que es más seguro que viajar en avión. El coste total del proyecto está estimado en 6.000 millones de dólares, con un tiempo de amortización de unos 20 años.

Por ahora, es solo un proyecto. Quién sabe si en unos años tenemos delante de nosotros el coche del futuro con el que siempre hemos soñado o al menos nos hemos imaginado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>