El circo es la guerra

Hace apenas 15 días acababa la temporada de Fórmula 1. Un año sin emociones para el espectador en el que el alemán, Sebastian Vettel, se limitó a pulverizar un registro tras otro. Pero si, como dice el periodista Antonio Lobato, buscan emociones fuertes, prepárense para el año que nos espera.

Como decíamos aquí, tras el GP de Brasil había muchos pilotos que decían adiós a sus escuderías y empezaban a buscar asiento en otras. El cambio más mediático, por nombre y por escudería, es el fichaje de Kimi Raikkonen por Ferrari. El díscolo piloto vuelve a la escudería con la que fue campeón del mundo, y lo hace dando guerra. Ya aseguró que no llegaba para ayudar a Alonso a ser campeón, sino para serlo él. El Mundial, afirmaba, lo gana el mejor no el que se cree mejor.

Pues bien, en una entrevista a Marca el que fuese piloto de la escudería italiana, Mario Andretti, echaba más leña al fuego. Asegura que el fichaje de Kimi es un castigo a la actitud de Alonso y que viene para ganar, no para ayudar. Más tarde matizaba sus palabras diciendo que, pese a estos, la presencia de ambos en el equipo ayudará a que sean más competitivos.

raikkonen y alonso

Otro que se va dando guerra es el colombiano Pastor Maldonado. El agresivo piloto, tras un gran debut, hizo un año decepcionante con Williams que dejó de confiar en él quitándole el asiento. Sus buenas maneras el primer año y su dinero han hecho que Lotus confíe en él como sustituto de Kimi. A su llegada, Maldonado culpaba a Williams de su mal año, asegurando que es difícil competir si no hay coche para ello. No se quedaría sin respuesta. Desde Williams afirmaron que solo había llegado a Lotus por su dinero, no por sus posibilidades.

Algo de razón tienen en Williams cuando se habla de dinero. Y sino que se lo pregunten a Nico Hulkenberg. El alemán vuelve a Force India tras su gran año en Sauber. Considerado uno de los pilotos más talentosos de la parrilla, muchos hablaban de la posibilidad de que llegase a Ferrari o Red Bull, sin embargo, no tiene tantos patrocinadores detrás. Ni siquiera para llegar a Lotus o McLaren. Por ello, Hulkenberg afirma que con un gran coche estaría al nivel de los mejores, pero que sabe que en la Fórmula 1, más que el talento, manda el dinero.

Quedan meses para que empiece, pero la guerra ya ha empezado. La tranquilidad ya ha terminado. Calienten motores que este año habrá una batalla campal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>