Año de tiranías

Empezaba el 2014 con esperanza de que tanto la Fórmula 1 como el Mundial de MotoGP nos hicieran disfrutar con un año de emociones e igualdad. Sin embargo, nos encontramos ante todo lo contrario. Un año de claros dominadores. Por un lado, la escudería Mercedes. Por el otro, Marc Márquez.

En la Fórmula 1, los cambios en la reglamentación pronosticaban el fin de la tiranía de Sebastian Vettel. El alemán batió todos los registros habidos y por haber el pasado año. Sin embargo, lo que está ocurriendo está temporada no era esperado por nadie. Mercedes ha establecido una auténtica tiranía. Lewis Hamilton y Nico Rosberg se reparten poles y victorias. Lo hacen como si decidieran alternarse para jugárselo todo en la última carrera. Para dar emoción dentro de la tiranía establecida por su equipo.

Al menos, en el Gran Premio de Canadá, el australiano Daniel Ricciardo logró acabar con este dominio y conseguir la victoria. Red Bull sigue creciendo, y los pilotos de Mercedes andan picados. Quizás esta es la gran esperanza del resto. Bueno, más bien de Red Bull, porque de Ferrari mejor ni hablar. No se merecen una línea. Quizás alguna genialidad de Alonso sí, porque es difícil hacer tanto con tan poco.

Si Ricciardo abría una puerta a la esperanza en la Fórmula 1, Lorenzo la abrió en Mugello en MotoGP. El bicampeón luchó codo con codo hasta el final con el dominador Márquez. Eso sí, no logró impedir la sexta victoria consecutiva del actual defensor del título. Pese a esto, la reacción del balear tras su mal inicio indica que el Campeonato puede ser otro de ahora en adelante.

Y es que el dominio de Marc hasta ahora ha sido aplastante. El campeón ha machacado a sus rivales consiguiendo las seis victorias y las seis poles. No se le ve conforme a Márquez que tras batir todos los récords se precocidad, ahora va a por el de más carreras ganadas en un Mundial. Parece una utopía, pero al nivel que está, por primera vez en la historia, se habla de la posibilidad de un pleno.

marquez campeonEmpezaba el 2014 con esperanza de que tanto la Fórmula 1 como el Mundial de MotoGP nos hicieran disfrutar con un año de emociones e igualdad. Sin embargo, nos encontramos ante todo lo contrario. Un año de claros dominadores. Por un lado, la escudería Mercedes. Por el otro, Marc Márquez.

En la Fórmula 1, los cambios en la reglamentación pronosticaban el fin de la tiranía de Sebastian Vettel. El alemán batió todos los registros habidos y por haber el pasado año. Sin embargo, lo que está ocurriendo está temporada no era esperado por nadie. Mercedes ha establecido una auténtica tiranía. Lewis Hamilton y Nico Rosberg se reparten poles y victorias. Lo hacen como si decidieran alternarse para jugárselo todo en la última carrera. Para dar emoción dentro de la tiranía establecida por su equipo.

Al menos, en el Gran Premio de Canadá, el australiano Daniel Ricciardo logró acabar con este dominio y conseguir la victoria. Red Bull sigue creciendo, y los pilotos de Mercedes andan picados. Quizás esta es la gran esperanza del resto. Bueno, más bien de Red Bull, porque de Ferrari mejor ni hablar. No se merecen una línea. Quizás alguna genialidad de Alonso sí, porque es difícil hacer tanto con tan poco.

Hay que decir también que todo se ha puesto a su favor, al igual que ocurriese el año pasado. Márquez es un mago, un genio sobre dos ruedas, alguien asombroso. Pero si a esto le unimos la mejor moto, el retraso de Yamaha respecto a Honda y la mala adaptación de Lorenzo a esta nueva moto, el resultado da que Márquez apabulla al resto como si corriesen con una scouter.

Por tanto, un año de tiranía pero con dos esperanzas: Ricciardo y Lorenzo. Ellos han dado con la tecla. Esperemos, por el bien del espectador, que el resto les siga.

Domingo de campeones

Los mundiales de Motociclismo y Fórmula 1 están llegando a su fin y ya conocemos a los primeros campeones. En las motos el primer campeón ha sido el español Pol Espargaró en la categoría de Moto2; mientras, en Fórmula 1, Vettel se ha alzado con su cuarto título consecutivo.

vettel campeon

El Mundial de Motociclismo llegaba a Motegi, penúltima carrera del año, con todo por decidir y salió con una categoría ya resuelta. Espargaró solo necesitaba nueve puntos más que Scott Redding para alzarse con el título. El británico dio una lección de coraje. Tenía la mano fracturada pero decidió salir en Japón a luchar por el Mundial. El intento solo le duró una curva. En el primer giro del circuito Tito Rabat se caía provocando un accidente múltiple en el que Redding se iba al suelo.  La carrera paró y se reanudó a tan solo 15 vueltas. Ahí, Espargaró no quiso conservar y tiró desde la primera vuelta llegando en solitario a la meta. Triunfo y Mundial para él, asegurando de este modo el triplete español.

espargaro campeon

El resto queda pendiente para Valencia. En Motogp nueva victoria de Lorenzo con Márquez en segundo lugar. El líder no quiso arriesgar en ningún momento y el balear se colocó a tan solo 13 puntos, si bien es cierto que solo un milagro en forma de caída de Márquez le daría el tricampeonato. Pedrosa completó el podio con Bautista en cuarta posición, logrando algo histórico también para nuestro país.

En Moto3 victoria para el pequeño de los Márquez. Maverick Viñales y Folger completaron el podio. Las caídas de Salom y Rins dejan a tres pilotos en cinco puntos.  Salom con 300 puntos, 298 para Maverick Viñales y 295 para Rins. En definitiva, el Ricardo Tormo será la fiesta del Motociclismo español.

En Fórmula 1 se cumplió el guión previsto y Vettel logró el tetracampeonato en la India. El alemán tenía que quedar entre los cinco primeros pero volvió a arrasar logrando su sexta victoria consecutiva. Peor le fueron las cosas a Alonso que tras tocarse con Webber en la primera vuelta decía adiós a sus opciones de victoria y quedaba fuera de la zona de puntos en la undécima posición. Rosberg y Grosjean completaron el podio en el día en el que Vettel entró en los libros de historia por ser el más joven en lograr cuatro títulos.

Carlos Sainz se despide del Dakar

carlos sainz dakar

Carlos Sainz casi dice adiós al Dakar 2013 después de una jornada desastrosa, tras tener una avería en el depósito de gasolina que le hizo quedarse sin combustible y tuvo que utilizar la gasolina de una moto accidentada para al final tener que ser remolcado hasta la meta, llegando a mas de dos horas y media del ganador, su compañero de equipo, Nasser AL-Attiyah.

Esta etapa, que transcurría en Perú, entre las localidades de Nazca y Arequipa, ya había empezado mal para Sainz, puesto que la organización había rectificado y le había impuesto una sanción de 21 minutos por un problema con el GPS que no detectaba los puntos de control al pasar por ellos en la segunda etapa. En un principio la organización estimó que era un problema del GPS que había suministrado a Sainz, pero ayer rectificó volviendo a imponer la sanción, lo que provoco el cabreo del piloto español, que declaró que le daban ganas de hacer las maletas y volverse a casa.

A pesar de la sanción, Sainz inició la cuarta etapa con mucha fuerza, y en el cuarto tramo, se situaba segundo tan solo a 40 segundos del primer clasificado, pero fue en ese momento cuando sufrió una avería en su buggy y una fuga en el depósito de gasolina que le hizo perder bastante tiempo puesto que se quedo sin combustible.

La victoria de la etapa fue para qatarí Nasser Al-Attiyah, logrando recortar tiempo al primer clasificado en la general, el francés Stéphane Peterhansel. Tras esta etapa, el mejor español clasificado es Nani Roma, que tras la etapa se ayer se sitúa quinto en la general a casi 40 minutos del líder.

En la categoría de motos, la victoria fue para el piloto español Joan Barreda, que se desquitó tras la mala fortuna que tuvo en la etapa del lunes con su rueda trasera y que le hizo perder un tiempo muy valioso para la clasificación general. Tras la etapa de ayer se sitúa en cuarto puesto en la clasificación general del Dakar detrás de Olivier Pain, David Casteu y Cyril Despres.

Después de pasar por Perú, el rally sigue su recorrido, entrando ahora en Chile, con una etapa cronometrada de casi 180 kilómetros comenzando en Arequipa y finalizando en Arica.

El Dakar 2013 arranca en Lima

dakar 2013

Mañana comienza el Dakar 2013 en Perú con la vuelta de Carlos Sainz y la baja de Marc Coma, que todavía sigue convaleciente de su lesión en el hombro. El Dakar se lleva disputando cinco años en Sudamérica, tras el abandono de las Tierras africanas.

Este año, la carrera contará con un nuevo recorrido de 8500 kilómetros divididos en 14 etapas bordeando el Pacífico, pasarán por el norte y por el centro de Argentina y con la meta final en la capital de Chile. De inicio partirán casi 160 vehículos, 200 motos, 80 camiones y 40 quads

En la playa de la Madalena, esperan todos los participantes a que se de la salida, que dará comienzo con algunas de las etapas más duras, ya que tendrán que superar las dunas del desierto peruano para después adentrarse en Chile y Argentina hasta que se llegue a San Miguel de Tucumán, donde será la primera jornada de descanso para los pilotos. Una vez reanudada la prueba volverán de nuevo a Chile para dirigirse a la meta final situada en la capital del país, Santiago de chile y más concretamente en el Palacio de la Moneda.

En la competición de vehículos no hay grandes favoritos y se prevé una edición muy abierta ya que en años anteriores los dominadores fueron los Volkswagen o Mini, pero este año hay nuevos equipos, destacando el Qatar Red Bull, que corre con dos buggies, uno pilotado por Nasser Al-Attiyah y el otro por Carlos Sainz, que vuelve a la competición tras su ausencia el año anterior.

En esta edición, se han cambiado las reglas sobre los coches para incrementar su competitividad, haciendo que todos los motores sean de serie y tan solo pudiendo cambiar la potencia con la brida de aire, con lo que esta medida beneficia a los buggies, ya que cuentan con una brida mayor, otorgándoles 75 caballos más de potencia. Carlos Sainz pilotara uno de estos buggies, lo que le dará una ventaja extra, a pesar de no tener experiencia pilotando este tipo de vehículos.

En motos, tras la ausencia del piloto Marc Coma, el gran favorito para llevarse la carrera es el actual campeón del Dakar, el piloto francés Cyril Despres, que a priori no tiene otro rival que le pueda hacer sombra, aunque siempre tendrá presentes a pilotos como Barreda, Fish, Gonçalves o Helder Rodrigues.

Si queréis seguir la prueba por Televisión, podéis ver aquí como hacerlo para no perderos detalle de una de las carreras más duras que existen.